Urgencias Primarias – Marcapasos en cero

Ya ha pasado casi más de año desde que escribí una bitácora en este registro personal, pasar de ser un paramédico a convertirme por accidente en el director del centro en el que siempre he trabajado, no es algo de lo que me vanaglorie porque nunca lo busqué la verdad, pero sin duda es algo que me ha hecho avanzar a horizontes que nunca pensé visitar. Por supuesto este ha sido un viaje que no he hecho solo, he tenido una compañía fiel de mi compañero de ambulancia que ahora es quien manda esta instalaciones los tiempos en los que no estoy, la confianza es absoluta y es algo que extrañaba desde que era niño, el poder confiar sin preocupaciones.

Cada uno de nosotros en este hospital sabe como vive su vida y que metas son importantes para cada uno, nadie juzga a nadie en estos pasillos, pero de algo estamos seguros, de que cada una de esas metas van hacia adelante y que en caso que nos hiciera retroceder estamos cada uno de nosotros para ayudarnos y enmendar los caminos que sean necesarios, es algo que nos hemos ganado después de tanta pelea con el destino, un beneficio que nunca pensamos tener, pero que me hace pensar inevitablemente en los que quedaron fuera de este circulo virtuoso, aquellos que decidieron volver a puntos añejos creyendo que esos hitos pasados harían cambiar algo en su futuro.

Me causa algo de risa y también lastima que tantas personas que pertenecieron a este hospital tengan miedo al avance e incluso a crecer y me hace pensar que hay algo peor que el miedo a cambiar, es la pereza de trabajar en avanzar. Creo que la vida cómoda y plana que tuvieron tales ex funcionarios los atrofiaron para cualquier futuro mejor, se quedaron en la traición de mantener las cosas como estar y desechar retos y personas que los hicieran pensar mas allá de su nariz, en cierta forma pienso que el karma los castigo por romper lealtades que honradamente otros individuos les habían entregado, tales ex funcionarios fueron condenados a la mediocridad.

También es cierto que el menosprecio hacia nuestra labor o forma de vida ha sido una constante en varios periodos de la reconstrucción del hospital que dirijo, pero ya esos tragos amargos son parte del archivo junto con los ex funcionarios que los provocaron, aunque también es cierto que hay ex funcionarios que no deberían estar en ese archivo infame, son personas que pudieron ser mas que un registro del pasado y que intente como director darles nuevas oportunidades de redención. Trate mas de una vez hacer entrar en razón a estos ex compañeros y hacerles ver que había algo mas allá en el horizonte, de que el engaño que estaban viviendo no lo merecían y no se si la misma culpa que ellos sentían hacia mi los hacia rechazar una y otra vez cada oportunidad que yo les entregaba desde mis manos, ellos simplemente decidieron quedarse en el registro negro bajo voluntad propia y ocultar todo con un falso orgullo.

Creo que ya es tiempo de poner todos los marcapasos en cero y eliminar estos archivos de la estantería, una falsa necesidad de revisión me hacia guardar estos archivos y eso ya dejo de ser necesario hace mucho…solo espero en el fondo de mi corazón que todos los ex funcionarios dignos que mencione en esta bitácora puedan dejar sus marcapasos en cero donde quieran que estén.

Licencia de Creative Commons

Urgencias Primarias por Raúl “El Búho” Muñoz se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .