Urgencias primarias – ¿Es un crimen?

“Disculpen la demora, su espera valdrá la pena, solo le traigo buenas noticias….pasen a mi oficina” fue la frase con la que nos recibió el doctor del hospital, lo cual a mi colega y a mi nos tomó un poco por sorpresa. Sin mucho que decir entramos al despacho del director el cual se caracterizaba por estar lleno de papeleo arrumbado, ahora era simplemente un montón de cajas que guardaban expedientes, papeleo y burocracia del hospital. Simplemente nos sentamos en un par de sillas que no se habían guardado aún y el director se sienta frente a nosotros sobre una de las cajas que recién había cerrado y etiquetado y nos dice “bueno, como ven estoy de mudanza y esta será su nueva casa”, una frase corta pero lapidaria.

Escuchamos esa frase junto a mi compañero y creo que pensamos en la misma frase “que tipo mas rata”, era claro que los rumores de pasillo se habían convertido una realidad, el director estaba planeando su huida del hospital y dejar literalmente todos los muertos a su cargo en manos de otra persona, el problema era que no sabíamos que esa “otra persona” seriamos nosotros. “Como ven me voy, les dejó el hospital a su cargo, se que es extraño pero a pesar de que no nos llevábamos bien, siento que ustedes son los más competentes dentro de esta granja clínica”, sin duda una frase cínica para dejarnos una pésima gestión a nuestro cargo y de pasada llevarnos a nosotros a un abismo del cual era muy difícil escapar, así que le dijimos bien claro que simplemente no estábamos interesados, el problema era que sin darnos había una serie de documentos que nunca pensamos que serían tomados en serio y que para nuestro mal nos hacían los herederos de la mala administración sin derecho a negación.

“Chicos recuerdo estos papeles que firmamos en conjunto sobre el plan orgánico del hospital, pues bueno es hora que se hagan cargo de esa propuesta” a lo que le rebatimos “pero este documenta nos responsabiliza a ti, a nosotros y al equipo administrativo”, el simplemente se ríe y nos dice “eso en el caso que aún exista ese equipo administrativo, ustedes saben que ese equipo fue desmoronándose a cada mes que pasaba y solo quedan ustedes”.

Todo esto era muy injusto, pero lamentablemente era legal y no nos dimos cuenta de cláusulas en letra chica de esos famosos documentos que ahora nos sentenciaban a hacernos cargo de una pésima administración. Este director es y fue un farsa en nuestro hospital, re-destinaba recursos a dudosos proyectos que nunca vieron la luz, sus viajes a conferencia que duraban meses y un montón de otras malas prácticas estaban asociadas a él, queríamos hace mucho tiempo que se fue, pero no libre de polvo y paja, él simplemente cobró un par de favores y lo trasladaron a otra institución y todo lo demás se metió bajo la alfombra, por eso se le tan movido en estos últimos meses siendo que nunca fue así, simple y llanamente estaba preparando una cobarde huida.

Ya todo estaba firmado y el director sin mucha preocupación nos dejó las llaves de su oficina y sus muebles y se despidió con un escueto “suerte, la van a necesitar”. Así de un día para otro eramos junto a mi compañero directores de este hospital de emergencias olvidado por el sistema, lo único que quedaba era avanzar o hundirnos en el ya putrefacto presente que mi compañero describió con la siguiente frase “nos jodieron, pero también nos están dando una oportunidad de hacer realidad nuestra visión sobre este hospital. Es cierto que el panorama es más oscuro que el negro, pero no es un negro absoluto”.

Ahora ya con este poder no deseado en nuestras manos decidimos hacer las cosas como siempre quisimos y era hora de pedir apoyo, lo que no sabía era que ahora era el tiempo de las decepciones profundas, cada acercamiento a un ex-colega era un sabor amargo, gente que odiaban igual que nosotros a la administración anterior del centro nos dieron la espalda y en muchos casos se fueron a apoyar a ese director que tanto detestaban, un huracán de inconsecuencias ajenas que ya a estas alturas ya no me causaban pena sino que vergüenza ajena.

Creo no ser una persona de memoria pero recordar a esos ex-colegas que decían “pero mira que basura de administración, no se como tienen cara de valorarnos tan poco” y ahora los ves yendo a trabajar felizmente con ese director de malas gestiones. Fue difícil ver esa faceta en donde simplemente la gente se guardó moral y visión al bolsillo por estar en lugares o círculos de mayor privilegio, hubiese preferido tenerlos siempre como enemigos que de amigos de temporada que se van cuando se acaban las frutas del huerto, pero es ahí cuando decidí no ver más ese cuadro plástico y extender la vista mas allá, ahí donde si estaba la gente que mantuvo su dignidad y visión sin importar lo adverso de nuestra situación institucional.

Mi colega me dijo “ya no es necesario mirar más la tragedia, ya está ahí y no se puede cambiar lo ocurrido solo queda forjar nuestra visión, pero te advierto algo amigo mío…ese forjar será más jodido que las vergüenzas que estás presenciando de nuestros ex-colegas…¿estas listo para este entuerto? ” a lo que simplemente respondo “¿acaso queda opción?”.

Solo quedamos cientos de los miles que éramos antes, lo único bueno de esto todos tenemos la misma visión, la visión de hacernos cargo de nuestros pensamientos y hacerlos una realidad, no sabemos como nos ira en esta nueva ruta impuesta por una trampa del destino, lo único que sabemos es que no hay opción a nada que no sea avanzar, aunque sea a costo alto.

Licencia de Creative Commons

Urgencias Primarias por Raúl “El Búho” Muñoz se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .